Cómo saber si un hosting es de calidad

1.7 (34.29%) 14 votes

Es muy habitual comprar un hosting porque has visto un anuncio en la televisión, en Internet o te lo ha recomendado un amigo.

Y, por desgracia, también es bastante frecuente que al tiempo de contratarlo te des cuenta de que el servicio deja mucho que desear. Seguramente sea tarde para pedir que te devuelvan el dinero (suponiendo que tenga garantía de devolución).

Como ya has pagado, te sabe mal migrar a otro hosting. Piensas: “ya que lo he pagado, voy a utilizarlo”. Y es muy comprensible.

Sin embargo, hay casos en los que es mejor cambiar directamente, debido a que ese hosting está perjudicando tu reputación, tu posicionamiento web y tu proyecto.

En este artículo, vamos a tratar de ayudarte a valorar si el hosting que has contratado es de calidad. De este modo, podrás saber si te conviene cambiar ya, cuando acabe el contrato o darle una segunda oportunidad.

En ocasiones, quizá el hosting es bueno, lo que pasa es que ha habido un problema generalizado o un ataque y te ha tocado a ti pagar los platos rotos.

Factores para conocer la calidad de tu hosting

Vamos a ver si tu alojamiento web es una buena opción o si es un verdadero truño.

Y es que hay mucha gente que elige un hosting porque le ha gustado mucho el anuncio o porque es muy barato. Se olvidan de lo realmente importante, que sea bueno.

Si tienes dudas de si tu hosting lo es o no, permanece atento.

1. Características técnicas

caracteristicas hosting

El hardware y los recursos asignados por tu proveedor son claves para saber si tu hosting puede cumplir con tus necesidades o si se queda corto.

Así que influye tanto las características del servidor como el plan de hosting que hayas contratado. No puedes pedirle peras al olmo.
Estos son los elementos que debes tener en cuenta:

Espacio de almacenamiento

Es el espacio que te asigna tu proveedor en sus servidores. Para que tu web funcione con fluidez necesita tener espacio libre, por eso es importante tener espacio de sobra.

Para poder instalar un CMS como WordPress, es recomendable tener un espacio de 1 GB disponible. Conforme tu web se vaya haciendo más grande (páginas, artículos, plugins) irás necesitando mayor capacidad de almacenamiento.

Transferencia mensual

Cada vez que se carga tu web, tu servidor tiene que enviar esa información al navegador del usuario. Si tenemos en cuenta que cada página dentro de tu web (home, sobre mí, contacto) tiene un peso específico (1, 2 o 3 MB), llegamos a la conclusión de que cada usuario consume esos recursos de tu plan de hosting.

En realidad no es del todo así, porque lo más habitual es que tanto tu proveedor de hosting como tu propia web tengan activado un sistema de caché, por lo que realmente no carga toda la página sino una copia que ya tiene guardada.

En cualquier caso, esa transferencia de datos es contabilizada por tu proveedor todos los meses. Si excedes el límite contratado o te cobran un extra o tu web deja de funcionar.

Como ves es algo a tener en cuenta. No es fácil calcular una cantidad necesaria porque depende de numerosas variables como el peso de cada página, la caché o la cantidad de tráfico que recibas. Para empezar, 50 GB deberían ser más que suficiente.

Discos SSD

Uno de los factores más determinantes en el rendimiento de un servidor y, por tanto, en la velocidad de carga de una página web es la tecnología del disco duro.

Tradicionalmente se han utilizado los discos HDD (los de la agujita) con ciertas mejoras para hacerlos un poco más rápidos. Sin embargo, esto es insuficiente en un disco que está funcionado 24 horas al día y que se desgasta con el uso.

Hace falta un disco muy rápido, que no se caliente y que su rendimiento no decaiga con el tiempo. Los discos sólidos o SSD (Solid State Drive) son la respuesta.

Los discos SSD son mucho más rápidos ya que no tienen piezas mecánicas que ralenticen su funcionamiento. Están formados por una serie de chips que intercambiar información a través de un flash (haz de luz).

2. Soporte y atención al cliente

soporte hosting

Por bueno que sea el hosting, siempre vas a tener que hacer alguna consulta, configurar algún parámetro del servidor o resolver alguna incidencia técnica.

Así que es muy importante que la compañía de hosting en la que confíes cuente con un equipo de soporte rápido, atento y eficaz.

También es muy recomendable que tengas muchos canales de comunicación con ellos y que respondan a tus dudas o problemas que puedas tener. Los canales que deberían tener son el email, los tickets, el chat y el teléfono.

Es habitual que no tengan los cuatro, pero si no tienen alguno de ellos mejor que no sea el teléfono. Si tienes una incidencia grave en tu web (ataque o caída, principalmente) es importante tener una forma de contacto directa y veloz y el teléfono es la mejor opción.

Soporte técnico

Un hosting es algo muy técnico. Informática pura y dura. Se mezclan sistemas con programación. Por tanto, no solo es una materia avanzada, sino que son dos.

La mayoría de los que contratamos un hosting compartido no tenemos formación en la materia, por lo que nos interesa que nuestro proveedor cumpla con esa tarea de soporte técnico por lo que pueda pasar.

Aquí es imprescindible que el soporte sea 24 horas, ya que Internet no duerme.

Atención al cliente

He querido separar la atención al cliente del soporte en sí. Y es que muchas veces no vas a necesitar resolver una cuestión técnica, pero sí vas a necesitar a alguien que te resuelva una duda, ya sea técnica, comercial o administrativa.

Seguramente, esta cuestión no sea tan urgente como una incidencia técnica, pero es de agradecer que la respuesta sea rápida y certera.

La puedes probar incluso antes de contratar un hosting. Basta con una llamada o con contactar con ellos vía chat o email. Pregúntales algo que no quede claro en su página de venta, como cuál es la memoria RAM de un plan determinado o que pasa si alcanzas la transferencia mensual.

Migración gratuita

Esto es recomendable que lo compruebes antes de contratar el hosting. Si tienes una web en otro proveedor y no sabes cómo pasarlo al nuevo, el servicio de migración de ahorrará muchos dolores de cabeza.

Si ya has comprado un nuevo hosting y no incluye un servicio de migración gratuito puedes tener un serio problema. Pero tengo buenas noticias, si utilizas WordPress el proceso de migración con Duplicator es bastante sencillo. La migración de los correos electrónicos es algo más compleja.

De todas formas, si estás en una compañía de hospedaje que no ofrece servicio de migración, desconfía. Si no tienen el detalle de facilitar a sus potenciales clientes la migración a sus servidores, no merecen tu confianza.

3. Rendimiento

rendimiento hosting

Tu página web es tu escaparate virtual. Debe ser rápida o los visitantes se irán a otra. Por debajo de 1 segundo es un tiempo sobresaliente. Entre 1 y 2 segundos es lo correcto. Más de 2 es un poco justito. Si supera los 3 segundos tu visitante ser irá a otra parte.

Aquí hay que diferenciar entre dos cuestiones: una cosa es el rendimiento de tu web (velocidad de carga) y otra el rendimiento de tu servidor (velocidad y estabilidad).

Que la web sea rápida, depende principalmente de dos factores:

  • La calidad del servidor: tiene que ser una máquina potente y estar optimizada para ofrecer un rendimiento máximo.
  • La optimización de la web: hay numerosos factores que hacen que tu web cargue más rápido y que debes trabajar dentro de ella, como la caché, la compresión de las imágenes o utilizar la última versión estable de PHP.

Te voy a decir cuáles son las herramientas que utilizamos para realizar nuestros análisis de los mejores hostings (futuro enlace), tanto para medir la capacidad de respuesta y la estabilidad del servidor como la velocidad de la página web que alojamos en él.

Para evaluar la potencia del servidor utilizamos las siguientes herramientas:

  • Benchmark Script: Analiza los tiempos de ejecución del lenguaje PHP en tu servidor. Este código es el que utilizan los gestores de contenidos (CMS) para trabajar. Su funcionamiento es distinto al habitual, ya que debes descargar un fichero, subirlo a tu hosting e introducir en el navegador la URL de tu web y después /bench.php
  • Load Impact: Comprueba la estabilidad del servidor cuando recibe varias visitas simultáneas. Por defecto, simula la visita progresiva de 25 usuarios durante un total de 5 minutos. Se pueden configurar prácticamente todos sus parámetros con tan solo loguearse.
  • WebPageTest: Mide tanto la respuesta del servidor como de la página web. Tiene en cuenta parámetros como el primer byte de información, el tiempo de carga o las consultas a la base de datos. Permite elegir la ubicación del servidor desde el que realizar el test.
  • ByteCheck: Se centra en el tiempo de respuesta del servidor. Para ello mide el tiempo que transcurre desde que el servidor recibe una petición hasta que empieza a ejecutarla, es decir, desde que un usuario intenta acceder a la web, hasta que el servidor se pone en marcha.

Para medir la velocidad de carga confiamos en estas aplicaciones:

  • GTMetrix: Una de las herramientas más populares. Mide el rendimiento de una página web a través del PageSpeed Score y el YSlow Score, dos parámetros que miden lo mismo teniendo en cuenta aspectos distintos. El test se hace siempre desde Canadá por lo que la velocidad de carga no es representativa en términos absolutos, pero sí en términos relativos (respecto a la competencia).
  • PingdomTools: Es la herramienta por excelencia para medir el tiempo de carga de una página web. Ofrece 4 servidores en diferentes lugares del mundo para que elijas el que quieras. Lo más recomendable es elegir el más cercano a nuestra posición. En el primer test siempre salen resultados peores. Es recomendable hacer varios y escoger una media.
  • PageSpeed Insights: Google siempre tiene algo que decir en lo que se refiere a páginas web. Quiere que las webs estén optimizadas y carguen rápido, ya que facilita las cosas al usuario. Muestra la velocidad y la optimización. El primer dato solo lo muestra para webs que tienen cierto tráfico.

*Estas pruebas de velocidad de carga las realizamos primero sin activar la caché y luego las repetimos con la caché activada y vemos las diferencias.

Los resultados obtenidos por estas 7 herramientas pueden variar en función de su saturación en ese momento, de la de nuestro servidor o de otra serie de factores que escapan a nuestro control.

Del mismo modo, algunas permiten elegir la ubicación desde donde realizar el test. Recomendamos hacerlo desde la más cercana a ti. Si no es posible, no tengas muy en cuenta los tiempos de carga en términos absolutos, pero sí te sirven para comparar diferentes proveedores.

Otros factores a tener en cuenta

Hay otros factores que debes valorar para saber si un hosting es de calidad o no.

  • Seguridad: punto clave. Si tu página o tu servidor es atacado, pueden robarte información confidencial o dejar tu web fuera de servicio.
  • Reputación: lo que dicen otros clientes sobre la empresa es importante. Busca opiniones en Google, foros y blogs especializados y fíjate si hay algún patrón (tanto positivo como negativo) que se repita. Observa la fecha de publicación, que sea reciente, ya que las cosas cambian.
  • Facilidad de uso: la gestión del hosting debe ser sencilla, ya que no eres un experto. Lo mejor es que el proveedor utilice cPanel.

Es un hosting de calidad

Es un buen hosting si tiene unas características, un soporte y un rendimiento adecuados. Y muy bueno si además implementa unas buenas medidas de seguridad, goza de buena reputación y su panel lo podría utilizar hasta tu abuela.

Como ves, no es complicado saber si un hosting es de calidad. Es más, antes de leer este artículo, ya intuías si tu hosting era bueno o no. Siempre hay un intangible que se hace presente y pocas veces falla.

Utiliza tu intuición y este detallado artículo para decidir si continúas o no con tu proveedor de hosting actual.

3 comentarios en “Cómo saber si un hosting es de calidad

  1. Un tema que debe considerarse a la hora de analizar un hosting es la cantidad de CPU asignados y la RAM. He visto ofertas engañosas que dicen que puedes tener sitios ilimitados, espacio en disco ilimitado y resulta que montas un solo sitio que no levanta un wordpress con Elementor. Cuando abres Elementor se consume el CPU y la RAM y se cae el sitio 🙁

    • Hola, Alexis.

      En los planes de hosting compartido los servidores son utilizados por muchos clientes al mismo tiempo, así que tampoco hacemos especial hincapié en esos dos parámetros ya que si otro cliente abusa del uso de recursos te puede perjudicar a ti.

      De lo que te suelen asignar, pocas veces llega a un CPU y 1 o 2 GB de RAM. Juega un papel fundamental la optimización del hosting, así como la configuración de WordPress.

      Si tienes problemas con Elementor, te recomendamos que pruebes a cambiar el método de carga en los ajustes avanzados del plugin y a aumentar el memory limit a 128M. Si haciendo esto y no te funciona bien, lo más probable es que el hosting carezca de la potencia necesaria.

      Gracias por tu aportación.

  2. Totalmente de acuerdo Pablo, efectivamente configurar adecuadamente el memory limit y demás parámetros de PHP en la medida de lo posible. Otro punto que he notado que hacen los hosting es ofrecer espacio “ilimitado” pero en letras pequeñitas te limitan la cantidad de archivos que puedes crear o que crea el CMS cuando hace uso de caché, me sucedió con Prestashop.

    Muchas gracias por la respuesta y los felicito por la excelente iniciativa de este site que ayuda a muchas personas a conocer sobre los pequeños detalles que pueden hacer la diferencia

Deja un comentario

 

Cupón Webempresa

25% DESCUENTO

18749

Haz clic en el botón e introduce el código HOSTINGSAURIO en el proceso de compra.

Share This