Tipos de hosting, compartido, VPS y dedicado

5 (100%) 3 votes

Hay muchos tipos de hosting o alojamientos web: compartido, VPS, dedicado…

Son los más conocidos, pero no son los únicos. Hay alguno más que veremos en las próximas líneas.

Antes de contratar un hosting u hospedaje hay que tener claros una serie de conceptos para no dejarse llevar por la empresa que más invierte en publicidad o por la más barata.

Si todavía no tienes claro qué es un hosting, haz clic en el enlace.

Una vez que lo sepas, o si ya lo sabías, puedes seguir leyendo 😊

Existen 5 tipos de hosting: compartido, reseller, VPS, dedicado y cloud.

Inciso: no vamos a considerar el hosting gratuito porque no es una opción para un proyecto serio.

Veamos cada uno de ellos.

Hosting compartido

El usuario comparte un servidor con otros usuarios, de ahí su nombre. Disponen de un panel de control amigable, normalmente cPanel, desde el que administrar todo lo relacionado con el alojamiento web, incluido el correo.

La empresa se encarga del mantenimiento del servidor. Tú solo tienes que preocuparte de lo que alojas en él, empezando por la web. Dispones de servicio técnico para resolver tus dudas de configuración del hosting y los posibles problemas que puedan surgir.

El hosting compartido es la opción recomendada el común de los mortales, ya que sus prestaciones son más que suficientes para la mayoría de proyectos.

Los tienes a partir de 3€ mensuales.

Recomendación: elige un buen hosting compartido.

Hosting reseller

Es el hosting de revendedor. Permite adquirir un servicio de alojamiento web y  dividirlo en partes para revendérselo a tus clientes. Puede parecer una buena idea pero al alojar las varias webs en mismo lugar el servidor se satura y da problemas.

Este tipo de hosting es bastante caro (a partir de 30€) y cada vez se usa menos por los inconvenientes citados anteriormente.

Si te dedicas al diseño web, es preferible que los gatos del alojamiento corran a cuenta del cliente o que incluyas este gasto en la cuota mensual que le apliques si ofreces servicio de mantenimiento.

VPS o servidor virtual privado

El VPS (Virtual Private Server) es un servidor exclusivo virtual que el proveedor pone a tu disposición. Esto significa que hay otros usuarios compartiendo el mismo servidor físico, pero que está dividido en partes estancas para que lo que haga el resto no te afecte a ti.

El número de usuarios por servidor es mucho más reducido que en el hosting compartido. Los recursos (procesador, RAM, etc.) destinados a cada VPS pueden ser distintos, ya que contratas la potencia que tú necesites.

Tiene un precio superior al hosting compartido. Los hay a partir de 15€ y pueden llegar hasta los 100€ en función de tus necesidades. Es recomendable para sitios web con gran cantidad de tráfico o que por su tecnología necesitan una configuración específica para funcionar.

Servidor dedicado

El usuario dispone de un servidor exclusivo para él. Imagina un ordenador con su procesador, su RAM, su fuente de alimentación. Todo para ti.  Obviamente, la gestión se complica, ya que es una máquina física con sus particularidades y que controlas a distancia.

Está pensado para grandes proyectos como la web de una multinacional, por ejemplo. El cliente hace y deshace a su entojo. Requiere de conocimientos técnicos avanzados.

Dispone de una gran potencia, ya que son CPUs de alta gama preparadas para soportar una exigencia de recursos enorme. El precio de este tipo de servicios se dispara hasta las 3 cifras mensuales.

Cloud hosting

Tecnología de reciente implantación. Lleva unos años funcionando y dando muy buenos resultados. Utiliza varias máquinas físicas para crear un servidor virtual en la nube. La diferencia con el VPS es que emplea varios servidores, en vez de uno.

El hosting en la nube o cloud hosting proporciona una gran consistencia de cara a posibles subidas repentinas de tráfico y de demanda de recursos. Al estar alojado en varios servidores, puede fallar uno de ellos y seguir funcionando.

El precio es muy variable: desde los 15 hasta los 300€. Es el preferido por organizaciones y empresas de grandes dimensiones que reciban tráfico variable y que no puedan permitirse estar fuera de servicio. Por ejemplo, Amazon.

Hosting para dummies

Quizá te hayas perdido con tanto tecnicismo: hosting, alojamiento web, hospedaje, VPS, RAM, CPU… No te preocupes, a todos nos ha pasado. Las compañías de hosting se piensan que todos somos informáticos y que entendemos lo que dicen y no siempre es así.

Para que termines el artículo con buen sabor de boca y comprendas a la perfección los tipos de hosting que existen, he elaborado una infografía. De este modo, y a través de una comparación con un alojamiento humano, verás que todo es más fácil de lo que parece.

tipos de hosting

El hosting compartido es comparable a un piso. Tienes un alojamiento propio pero compartes multitud de elementos comunes: portal, ascensor, escalera, calefacción, agua, electricidad, televisión.

El hosting reseller es como un motel. El propietario te alquila una habitación para que puedas vivir pero no es un sitio cómodo porque el resto de inquilinos hacen ruido, no cuidan su higiene y traen malas compañías.

El hosting VPS es comparable a una urbanización de chalets adosados con los que compartes algunos servicios, como la piscina comunitaria. Disfrutas de una autonomía considerable.

El servidor dedicado es una casa unifamiliar en la que vives tu solo y haces lo que te da la gana. Los vecinos están a varias decenas de metros y no te molestan. Es más difícil de gestionar (más gastos, más papeleos, más tiempo) pero merece la pena cuando la necesitas y puedes pagarla.

La última comparativa es más compleja de entender porque no puedes dividirte en varias partes, así que diremos que el cloud hosting es como si tuvieras una casa en la Estación Espacial Internacional pero también pudieras alojarte en Marte o en la Luna cuando te apetezca. Pase lo que pase, siempre tienes un alojamiento disponible.

Cuidado con el hosting compartido

Pongamos los pies en el suelo. Si estás leyendo este artículo es porque seguramente no eres un experto y has empezado un proyecto (o lo vas a hacer en breve) en un hosting que te ha decepcionado.

Para que no te den gato por liebre, te dejo aquí nuestros consejos para contratar un hosting.

Debes saber que hay muchos proveedores que practican el overselling, es decir, meten demasiados usuarios en un mismo servidor, lo que provoca que su rendimiento disminuya, pudiendo llegar a provocar su caída. Algo parecido a lo que hacen las compañías aéreas: vender más billetes que asientos tiene el avión.

Por este motivo es fundamental que te fijes en las opiniones de los expertos (diseñadores web, desarrolladores, bloggers), en las de los usuarios (foros, comentarios) y, por último, en las características del hosting en cuestión.

Y por supuesto, que tengas en cuenta la opinión y los análisis de todo el equipo de Hostingsaurio 😊

Deja un comentario

 

Cupón Factoría Digital

50€ de descuento el primer año

18749

Haz clic en el botón e introduce el código HOSTINGSAURIOFD en el proceso de compra.

Cupón Sered

HOSTING 0,50€

18749

Haz clic en el botón e introduce el código HOSTINGSAURIO en el proceso de compra.

Cupón Webempresa

25% DESCUENTO

18749

Haz clic en el botón e introduce el código HOSTINGSAURIO en el proceso de compra.

Share This