Hosting barato, cinco claves para que no te den gato por liebre

5 (100%) 1 vote

Si quieres una página web sencilla, un hosting barato puede ser suficiente para alojarla.

A los emprendedores muchas veces nos puede la emoción y la ambición y nos gastamos más dinero del imprescindible. Piénsatelo dos veces antes de hacer una inversión en tu negocio. Tampoco te digo que seas más rata que el señor Burns. Busca el equilibrio.

En la horquilla de precios de 3€ a 5€ mensuales puedes tener un hosting de garantías. Es un gasto al alcance de cualquiera. Un par de cervezas menos y listo.

Sin embargo, por estos precios tan económicos puedes encontrar auténtica basura. Así que te voy a dar cinco consejos para que no te den gato por liebre, es decir, para que no te engañen.

5 Claves para contratar un hosting barato

Y es que hay una serie de factores fundamentales a tener en cuenta que diferencian un hosting barato y problemático de un hosting bueno y económico.

Algunos son más evidentes y otros no tanto. Por eso debes leerlos con detenimiento para que no te lleves una desagradable sorpresa.

Vamos a verlos.

hosting barato

1. Busca reseñas de bloggers especializados

Cada vez hay más diseñadores web, programadores, consultores de marketing y bloggers con otro tipo de perfiles que analizan con todo lujo de detalles el rendimiento y las características de los proveedores de alojamiento web.

Por mucha confianza que tengas en uno de ellos, no te tomes su análisis como la verdad absoluta. Ten en cuenta que el rendimiento de los servidores es variable, por lo que cuando hizo las pruebas quizá le fuera muy bien, pero quizá no sea siempre así.

Por este motivo, debes leer análisis de varios bloggers sobre un mismo hosting. Te aseguro que te encontrarás opiniones bastante dispares, aunque en la mayoría de las ocasiones suelen coincidir.

También puede pasar que los servidores de una compañía tengan un mal día por una incidencia técnica y el bloguero en cuestión ponga a esa empresa a parir.

Reitero la importancia de documentarse mucho y bien para, a partir de esta información y de la que vamos a ver en los siguientes puntos, formarse una opinión propia.

2. Fíjate en las opiniones de otros usuarios

Internet es el medio de comunicación más democrático que existe. Cualquiera que tenga acceso puede expresar su opinión (blogs, foros, redes sociales…).

Aprovecha esta circunstancia en tu favor. Busca en Google el nombre de la empresa que quieres analizar y añade la palabra “opiniones” u “opinión”. Miles de resultados aparecerán en tu pantalla ordenados de 10 en 10 en los resultados de búsqueda.

En ningún otro sitio vas a tener tal cantidad de información. Pon especial interés en la gente que los haya probado. Aunque parezca mentira, hay gente que opina sobre un proveedor sin haberlo contratado nunca.

También puedes preguntar a la gente que conozcas que tenga página web, bien sea un amigo, un familiar o un blogger al que sigues.

3. Que tenga soporte telefónico

Este punto puede ser de vital importancia por varios motivos.

  • El primero es que si eres un absoluto zote de la tecnología necesitas tener acceso a alguien que te explique las cosas relativas al hosting.
  • El segundo es que si tienes un problema grave (como que tu web no funcione), es la forma más rápida de solucionarlo. Basta con coger el móvil y llamar.

Por supuesto, que es fundamental que esté en español. Ya es bastante complicado entender los asuntos técnicos como para encima tener que hacerlo en inglés.

Lo ideal, y que muy pocos proveedores ofrecen, es que este teléfono sea gratuito.

4. Prestaciones básicas

Como ya dijimos en este artículo, los requisitos mínimos de un buen hosting son que tenga discos con tecnología SSD (Solid State Drive), ya que son mucho más rápidos que los habituales HDD (Hard Disk Drive). No tienen piezas mecánicas, por lo que además de en velocidad, ganan en refrigeración y en vida útil.

Además, también es importante que el espacio en disco sea suficiente para alojar la página web, el servicio de correo y sobre espacio para moverla con fluidez. Con 1 GB de almacenamiento es suficiente.

Otro aspecto a tener en cuenta es la transferencia mensual. Cada vez que se carga una página de tu sitio web se consumen recursos del servidor. Por ejemplo, si tu página de inicio pesa 2 MB, cada vez que alguien la visita está utilizando esa cantidad de megas. Aquí, dependiendo del tamaño de tu web, 10 GB es una buena cifra.

Un apunte: huye de las compañías que te limitan el espacio en las bases de datos.

5. Cuidado con los gastos adicionales

Hay que andar ojo avizor con las artimañas de las compañías para hacernos creer que vamos a pagar menos de lo que realmente nos van a cobrar.

En primer lugar, debes saber que los precios suelen mostrarse sin IVA. Así que dependiendo del país en el que estés, el incremento del precio final puede ser considerable.

De igual modo, hay proveedores que cobran gastos adicionales por la tramitación del alta o por el pago con tarjeta. Esto no lo sabrás hasta el momento justo antes de pagar.

Por último, algunas empresas de alojamiento web añaden un recargo a la tarifa habitual si excedes el límite de datos de la transferencia mensual que tienes asignada, por lo que si esta es muy escasa, ten por seguro que pagarás bastante más.

Ojo con el hosting barato

Como has podido comprobar, es bastante habitual que el hosting barato no lo sea tanto o que su calidad sea tan deficiente que no merezca la pena contratarlo.

Hay algunos proveedores de hosting realmente baratos y que merecen la pena, pero también hay multitud de ellos que son un auténtico quebradero de cabeza y no traen más que problemas.

Mi recomendación es que tengas muy en cuenta estas 5 claves para que no te den gato por liebre. Si lo haces, lo más probable es que aciertes en la contratación de un buen hosting barato.

2 comentarios en “Hosting barato, cinco claves para que no te den gato por liebre

  1. Muy buenos consejos chicos! A mi personalmente me parece fundamental que tengan soporte telefónico, porque me gusta que cuando ocurre algo pueda tener una respuesta de lo que está ocurriendo al momento (aunque se trate de un problema que tarden en solucionar, pero saber que están en ello y de qué se trata). Y por supuesto el tema de las copias de seguridad que ya decíais en otro artículo. Pero esto es algo que en un hosting barato no te suelen dar 🙁

    • Hola, Luis.

      El soporte telefónico es la mejor opción cuando tienes un problema serio en tu web. Si algo es urgente no puedes esperar a que te contesten por email, chat o ticket.

      Cada vez son más los proveedores que ofrecen copias de seguridad. La diferencia suele estar en el número de copias que guardan y en la facilidad y rapidez para recuperarlas.

      Un abrazo.

Deja un comentario

 

Share This