Servidor DNS, qué es y cómo configurar los DNS de un dominio

5 (100%) 2 votes

El mundo de internet está lleno de palabrotas malsonantes como DNS.

¿Y qué diantres es eso? ¿Por qué no hablan en cristiano? ¿Están locos?

La mayoría de conceptos relacionados con la informática tienen su origen en inglés: hosting, backup, webmail, etc.

Y muchos otros son acrónimos de un conjunto de palabras en inglés: RAM, SSD, CMS, FTP, SSL…

En este post vamos a hablar de uno de ellos: los DNS.

Qué son los servidores DNS

DNS es un acrónimo de Domain Name Servers, que se traduce como servidor de nombres de dominio.

Un dominio es el nombre que identifica una página web: hostingsaurio.com, puedes leer más sobre los dominios en esta entrada.

Una dirección IP es una serie de números que identifican a cada servidor de internet: es su DNI. Para un ordenador resulta fácil recordarlos pero no para una persona.

Si no existieran los dominios, para acceder a una web, habría que memorizar la dirección IP que le corresponda. La utilidad de los DNS es enlazar el dominio con su correspondiente IP. Por lo tanto, cuando un visitante teclea tu dominio y hace clic en en botón ‘intro’ los DNS lo dirigen al servidor en el que se encuentra tu página web.

configurar los dns

Parámetros principales de los DNS

Los DNS están formados por una serie de parámetros que vinculan el dominio con la página web. Sin entrar en asuntos muy técnicos, vamos a ver cuáles son los principales parámetros de los DNS y qué significan:

  • NS: son los nombres de los servidores que determinan los DNS. Como mínimo debe haber dos registros (cada uno en un servidor diferente): el primario o “máster” y el secundario o “esclavo”.
  • A: este registro proporciona la información sobre la IP donde está alojado el dominio. Cada dominio tiene un registro A principal.
  • CNAME: significa Canonical Name y sirve para identificar alias o subominios equivalentes a un dominio. No puede usar direcciones IP.
  • MX: son las siglas de Mail Exchange que es el registro que asocia el servidor de correo electrónico al dominio.

Si tienes un hosting, seguramente te hayas topado con alguno de estos parámetros. Ahora ya sabes qué son y cuál es su función.

Cómo configurar los DNS de un dominio

Si tu dominio y tu hosting los tienes contratados en el mismo proveedor, la configuración de los DNS es automática, ya que el dominio apunta a al servidor por defecto.

En cambio, si tienes el hosting con una empresa y el dominio con otra, tendrás que entrar al panel de la primera y añadir un dominio adicional y al de la segunda para configurar los DNS.

dominios adicionales

Para añadir un dominio adicional en cPanel es tan sencillo como rellenar los datos que ves en la imagen.

El proceso de configuración del DNS depende de la compañía en la que tengas tu dominio pero es bastante similar en todas.

En primer lugar, debes acceder al panel de control e ir a la lista de dominios. A continuación hacer clic en el dominio que deseas modificar y buscar el término “gestión de DNS” o “servidores DNS”.

Una vez localizado, haces clic y modificas el nombre del servidor (name server) por el que te ha dado tu proveedor de hosting. Suele tener alguno de los siguientes formatos: dns.empresa.com, nsX.empresa.com o nsX.esX.empresa.com

He puesto un ejemplo sin nombres concretos. Sustituye empresa por tu proveedor (Raiola, Siteground, Webempresa) y la X por un número del 1 al 9.

Guarda los cambios y espera a que tengan efecto.

Propagación del dominio

La espera puede ser de unos minutos hasta 3 días.

Esto es debido a los grandes servidores que hay a lo largo del planeta tienen que cambiar los datos de sus tablas DNS. Este proceso es la propagación del dominio.

No hace falta que estés toda la noche sin dormir esperando a que se propague tu dominio, lo normal es que no tarde más de 1 hora. Puedes comprobar si se ha completado la propagación en la web WhatsMyDNS.

Comprobación del proveedor al que apunta el dominio

Si tenías tu hosting y tu dominio en Raiola Networks y migras la web a SiteGround, tendrás que comprobar que, tras hacer los cambios, tu dominio apunta a este último.

Para ello, puedes valerte de la aplicación DNS Watch.

Si tienes problemas para identificar la empresa, puedes emplear Who Is Hosting This, que además de decirte en qué hosting está alojada una web te dice sus DNS y el nombre del proveedor.

Conclusión

Las DNS son las encargadas de traducir el nombre de dominio a la dirección IP del servidor en las que se encuentran alojadas las páginas web.

Sin ellas, internet sería un caos de números con puntos como este 192.168.0.1 y nos volveríamos locos para acceder a un sitio web.

Si tienes el dominio y el hosting juntos, esto te da igual. Si, por el contrario, los tienes cada uno con una empresa diferente, debes configurar las DNS del dominio para que apunten a tu hosting.

Deja un comentario

 

Share This